Institucional

Mutual del Circulo


10460313_691453637625295_9179857306245359096_n

¿Qué es una Mutual?

Según el diccionario, es una forma especial y perfeccionista de la asociación que se basa en la reciprocidad de los servicios para casos determinados, repartiendo así los riesgos sobre el mayor número de asociados, para hacer que sus efectos casi nulos en lo personal.
Mutualidad es una palabra latina que significa “Aquellos que hacen recíprocamente dos o más personas, en beneficio del bien común”.

¿Cuándo nace la idea?

Tal vez con el primer destello de inteligencia del hombre prehistórico cuando se une trivalmente para compartir el calor de un mismo fuego, el refugio de una misma caverna y comienza a cazar en grupo, comprendiendo que todo es más fácil y todo esta más a su alcance si lo hace en conjunto y no en forma individual.
Toma forma de Asociación organizada según nuestro respetado maestro Blas José Castelli, dos mil años antes de la era cristiana en la Antigua Babilonia donde funcionaban sociedades de crédito para ayudar a pequeños agricultores y artesanos.
Y siglos más adelante el pueblo Romano organizó corporaciones de trabajadores que dieron nacimiento a los colegios Romanos.

En la edad Media

Cubre desde los años 500 al 1.400 de nuestra era. En Italia funcionaron Asociaciones que prevenían de los antiguos colegios romanos. Estos eran centros de actividades sociales que administraban fondos comunes que utilizaban para sufragar los servicios fúnebres de su gente, pagar pensiones a los discapacitados y otorgar subsidios a las viudas por dos años. La mutuales crecieron durante la edad media de una manera significativa.

Edad Moderna

En el momento en que las mutuales comienzan a realizar operaciones económicas y a percibir dinero para ayudar a los asociados más necesitados. En España surgieron las cofradías (Cofrades, hermanos juntos). Instituciones similares nacieron en Alemania, Francia, Inglaterra, Portugal y otros países Europeos.

Los historiadores del mutualismo, sostienen que quienes venían practicando este sistema a fines del siglo XVIII lo hacían con serios programas de transformación social que iban desarrollando en forma lenta y segura y que trataban de adecuarlo a la época que vivían.

La Sociedad constante en su progreso, buscaba programas actualizados a los cambios que ella genera en sí misma.Las clases menos pudientes, ante los bajos salarios, el desempleo, la explotación inhumana de su mano de obra generan permanentes incidentes lo que provocó que la Iglesia, a través del papa León XIII llamara la atención del mundo con su historia encíclica “Renun Novarun”. Un llamado histórico a la conciencia de la Humanidad, algo parecido a lo que realizó en 1998 el papa Juan Pablo II, en su visita a Cuba.Allí denunció los males del modelo económico imperante en el mundo actual, condenando a la especulación y a la globalización económica.

En nuestro país y en América

La primera señal de actividad solidaria en nuestro país y en la parte Sur de América, llega con los primeros contingentes de inmigrantes alrededor de 1870. Con ellos que se agrupan en colectividades, nacen las primeras sociedades de Socorros Mutuos que se dedican a cubrir las falencias de salud de sus asociados. Así nacen los que luego serían hospitales; Español, Italiano, Israelí, Británico, Alemán etc. Para cubrir una necesidad de contención social en un aspecto tan importante como la salud, que por supuesto, como sucede ahora nuestro Estado no cubría.

Luego fueron otras las necesidades de aquellos inmigrantes y a su influjo crecieron las cooperativas de consumo, de electricidad, de trabajo, de vivienda, que llenaron vacíos importantes en la vida de las colectividades y sus respectivas familias.

Presente

Hoy el Mutualismo goza en el mundo entero una posición de respeto por su tarea de contención en la seguridad social.

La Sociedad fue creciendo y el principio solidario con él. Quienes lo practicaban y quienes lo practicamos hoy en medio de esta economía globalizada despiadada y competitiva, cuando no excluye, seguimos enfrentando los problemas que generan la incomprensión en los países emergentes. Y hablamos de países en desarrollo porque esto no sucede en Europa. Allí el Mutualismo ocupa un papel preponderante y de gravitación en la economía privada. Cumpliendo una función de complemento en la seguridad social, llenando una tarea de contención que muchas veces el Estado por su infraestructura socio-económica no puede cumplir con la atención de la salud, construcción de viviendas, pensiones a la vejez, etc.

Alemania, Francia, España, Inglaterra, Bélgica, Holanda, Portugal y en casi todos los países Europeos aún en aquellos que se encontraban detrás de la antigua cortina de hierro se valora y se respeta la labor de las Instituciones y ayuda solidaria.
Africa, Asia y América Latina se han sumado a esta tarea. Cada día son más las Instituciones que se dedican a la labor que se asienta en la ayuda mutua.
Todas las realizaciones humanas tienen como objetivo el logro del bienestar.
Ante la realidad de una sociedad agresiva, excluyente, discriminatoria y falta de sensibilidad social, el ser humano busca alternativas que le permitan una mejor calidad de vida, en lo material y en lo espiritual.

Una de ellas ha sido desde el inicio de la humanidad, la ayuda mutua, la que se concreta bajo el lema Fraternidad que significa ” Unión entre hermanos o los que se tratan como tal;” Igualdad que es un principio jurídico que reconoce a todos los ciudadanos capacidad para ejercer el mismo derecho y Solidaridad que es la adhesión que se brinda a una causa o empresa de otros y comunión de intereses y responsabilidades.

Los principios de la solidaridad, fraternidad e igualdad seguirán cobrando valor en el nuevo milenio. No desaparecerán, muy por el contrario saldrán fortalecidos porque con la base de cualquier sociedad que se asiente en los valores humanos y coloque al hombre en el lugar que le corresponde.

Y que es necesaria porque como decía el papa León XIII.
No hay hombre tan rico que no tenga necesidad de otro;
No hay hombre tan pobre, que no pueda en alguna forma, ser útil a otro.



Buscador

Actualizar sus datos

Le solicitamos tenga a bien informarnos sobre su nuevo domicilio si es que se esta por cambiar, al igual que el nuevo número telefónico. En estas épocas donde la información se nutre de tecnología avanzada, nosotros queremos brindarle de manera inmediata la noticia, pero para eso, resulta imprescindible saber donde y como ubicarlo.

Informacion

Para contactos y consultas, puede comunicarse de Lunes a Jueves de 08:30 a 17:00, o Viernes de 08:30 a 14:30 a los teléfonos 011-4207-9953 o 4217-4813, por correo a nuestra sede en la calle Villa Luján Nº 78 Sarandí, partido de Avellaneda, por correo electrónico o bien directamente consulte a la pagina, donde encontrará la información al día.
Circulo Mutual de Bomberos Voluntarios Retirados